El caprichoso calendario, hace que el final de año nos marque la espera concisa y directa en torno al centenar de días que nos separan del domingo mas esperado. La ilusión de la llegada inquieta de los días pasionales, hace que el tiempo marque su compás mas deprisa aún. Las palmas anunciarán el inicio de los inicios, la verdad del sentirnos cofrades y agarrarnos al madero. Cada minuto de estas vísperas que se inician desde ya, solo hacen sumar la espera en la Buena Nueva de la Resurrección.

Disfruten de las Vísperas…

Comments

comments