Adrián Zurera de la Peña.- Buscando eventos relacionados con el arte, imágenes y escritos por Facebook encuentro a un “artista” el cual desarrolla su arte haciendo collage con las Imágenes Titulares de las Cofradías Sevillanas. Con esto quiere denunciar la falta de empatía y la repulsa que sufre el colectivo gay, por ello que desfigure y distorsione el arte sacro, en concreto las Imágenes de Cristo y de La Virgen.
Entiendo a las personas declaradas ateas, pero no a aquellas las cuales insultan y se mofan de las Imágenes Sagradas. Si se desea igualdad y libertad ¿por qué se ridiculiza a un colectivo para darle poder a otro? Ese deseo de libertad se pierde cuando menosprecias y utilizas incorrectamente unas imágenes para posicionarte a favor de otras ideas.
Vivimos en una eterna búsqueda de libertad, algo lógico después de estar sometidos a lo largo de la historia. Aun así, vivimos en un mundo donde ser libre cuesta, no entienden tu forma de expresar el arte, no entienden tus sonetos ni metáforas. A veces me pregunto si es ese mundo y su incomprensión o es nuestro arte, arte vacío y carente de transmisión. En este caso, es su arte. Arte que busca una libertad e igualación entre hombres y mujeres insultando al resto de la humanidad.
Ahora bien, hay multitud de formas para denunciar las injusticias que este mundo sufre, pero siempre manteniendo el respeto y las ideologías de los demás en cierto margen para no causar daño. Está vigente en nuestra sociedad realizar duras críticas contra la Iglesia y Cofradías (actitud que denota el espíritu crítico el cual escasea a veces), pero acaso ¿nos paramos a pensar que detrás de estas Instituciones hay personas las cuales se sienten identificadas con ellas? Por ello, no pido una disminución ni falta de crítica, pero es incorrecta la destrucción de un pensamiento y manipulación de los ideales de ésta (como es la utilización de unas Imágenes destinadas a la oración para así cobrar fama).
Todos aquellos que utilizan la Imaginería Cofrade para algún fin diferente a la oración y predicación del Cristianismo me resulta ofensivo, ya que es ilógico defender el poder de un colectivo menospreciando a otro. ¿De verdad es una búsqueda de libertad? Si es así… ¿Dónde queda la nuestra?.
Porque mi libertad acaba cuando empieza la tuya…

Nota de la dirección.- Tanto la dirección de la web como el autor del artículo, no han querido reflejar en el mismo ninguna de las obras del citado “artista”, debido al respeto que debemos mantener por los creyentes y de esta forma no herir sensibilidades de todos aquellos devotos de los montajes citados.

Comments

comments