Adrián Zurera de la Peña.- Ningún costalero de la Esperanza de Triana podrá serlo durante más de 25 años. Así es como se titula la noticia publicada en un medio cofrade de la ciudad de Sevilla, donde este escandoloso titular nos sorprendió.
¿Por qué sentencio con la palabra “sorprendió”?. En vez de pedir un certificado donde un médico garantice un correcto estado de salud, te piden –te imponen, en realidad- que una vez superado los cincuenta años de edad abandones la cuadrilla o si llevas veinticinco años consecutivos siendo costalero de algunos de los pasos de la Hermandad, también debes de abandonar la cuadrilla.
Medidas excesivas que ha llevado a cabo la Junta de Gobierno con el consenso de los Cuerpos de Capataces, donde solo puedo destacar como acertada la superación de la mayoría de edad para poder pertenecer a las cuadrillas tanto del paso de misterio como a la del paso de palio. El motivo de éstas es dar cabida a los jóvenes y nuevas generaciones de la Hermandad, disminuyendo el periodo de tiempo para ser costalero.
Vuelvo a reiterar, me parecen desafortunadas estas medidas, ya que fomentar la participación y por tanto abrir las puertas a los jóvenes, ya sea para actos en la Cofradía, Parroquia o como en este caso para formar parte de una cuadrilla, tiene una sencilla práctica. Crear, o en el caso de que exista, fomentar una procesión de Gloria donde los partícipes sean íntegramente los jóvenes de la Hermandad (capataces, costaleros, cortejo, acólitos, diputado de cruz de guía, de paso, celadores…). Quedando así en cada costalero la edad límite o cuántos años seguidos puede estar debajo de un paso. Asimismo, hay que mencionar las ganas –por no decir ansias- de muchos costaleros veteranos para sacar una Virgen de Gloria de la Hermandad y no darles esa oportunidad a los jóvenes, calificándolos como inexpertos o “todavía son demasiado pequeños”. Pero si aun así se quiere dejar paso a los más jóvenes de la Hermandad, con un simple certificado médico, media cuadrilla sería excluida, porque una persona con cincuenta años de edad, no le es aconsejada por ningún médico que sea costalero ni soportar tantos kilos sobre su espalda.
Yo sigo apostando por la juventud, a la cual se le zancadillea y se les pone trabas para poder pertenecer a cuadrillas de Glorias por la numerosa asistencia de costaleros veteranos de los pasos de la Hermandad. Así nunca se llegará a nada, ya que para una oportunidad que tienen no se les prioriza. Si no cuidamos a nuestros jóvenes, el futuro de las Cofradías, nuestro mundo cofrade morirá.

Comments

comments