Redacción.- Hasta la lluvia quiso estar presente en la Solemne Pontifical, que ponía el broche de oro a la celebración que la Hermandad de las Tres Caídas ha venido desarrollando con motivo del setenta y cinco aniversario de la reorganización de la corporación con sede en el ya Santuario “San Lucas”.

En una celebración cuidada hasta el último detalle y presidida por el Rector del Santuario, Director Espiritual, Dean de la Catedral y Párroco de los Cuatro Evangelistas: D. Antonio López; se dio lectura al nombramiento como Santuario Diocesano al propio templo, atendiendo así a una petición de la propia cofradía que veía propicio motivado por el gran número de fieles y devotos que fluyen en torno a las devociones del propio templo, especialmente la del Señor de la Salud en sus Tres Caídas y la Virgen de los Dolores.

Al finalizar la eucaristía se procedió a la bendición de la placa que conmemora la elevación a Santuario del templo y posteriormente se inauguró el besapiés extraordinario al Señor Caído que estrenaba también con motivo de estos actos, una magnífica túnica realiza por el bordador astigitano Jesús Rosado.

Cabe destacar que, en la jornada de hoy y en los horarios habituales de apertura del templo, seguirá celebrándose esta cita extraordinaria en torno a la talla que gubiara Ramón Chaveli y que tanta devoción despierta en Jerez y fuera de sus fronteras.

Comments

comments