Alejandro Ivison Castaño.-  En estas fechas leemos noticias en los medios de comunicación sobre diferentes Hermandades y Asociaciones que llevan a cabo distintas campañas de Navidad para ayudar a los más necesitados, ya sea mediante recogida de alimentos, juguetes,etcétera.

Este año incluso hemos podido comprobar como la alcaldesa de Madrid ha querido organizar una cena para personas sin hogar el día de Nochebuena, que se suma a todas las campañas que se realizan en estas fechas navideñas por numerosas asociaciones religiosas.

Andaba dándole vueltas al tema de estas campañas de Navidad y al hecho de que las personas que necesitan de nuestra ayuda, necesitan de ella todos los días y no sólo en una determinada época del año, cuando se me presentó la oportunidad de compartir una bonita experiencia de convivencia con un joven senegalés, que actualmente vive en un centro de acogida, que hace que su estancia en nuestro país le sea un poco más fácil.

Hablando sobre como llegó a nuestra ciudad, de como eso le ha cambiado su vida y su día a día, de como se acostumbra a vivir en un país que no es su país de origen lejos de su familia y de sus seres queridos, él me preguntaba porqué en estas fechas ese centro de acogida donde reside, recibía más comida y más ayuda de lo habitual, ya que le parecía extraño.

La verdad es que no fui capaz de contestarle sin pararme a pensar un tiempo, y después de darle vueltas llegué a una conclusión, y es que seguramente, es la única época del año en que necesitamos sentirnos mejor con nosotros mismos, no se si será debido a eso que algunos llaman “el espíritu de la Navidad”, o por los propósitos de Año Nuevo, – que siempre nos marcamos a final de año y rara vez cumplimos – o vaya usted a saber porqué, pero lo cierto es que en estas fechas parece desbordarnos lo que podríamos definir como un sentimiento desmesurado de caridad hacia el prójimo, o quizá de remordimiento, de ver como vamos llenando nuestros estómagos mientras vemos como otros no tienen nada que comer.

Si bien es cierto que estas campañas de Navidad ayudan a muchas familias que lo necesitan en ésta época del año y que, tanto las Hermandades como las demás Asociaciones realizan una gran labor en temas de caridad, deberíamos plantearnos la posibilidad de que se realicen más campañas como la de Navidad a lo largo de todo el año, así para muchas familias todo el año podría ser Navidad.

Comments

comments