El otro punto que se elevaba ayer a la opinión del pleno, era la adquisición de sillas propias para su posterior colocación en el recorrido oficial.

La propuesta fue aprobada por unanimidad, teniendo en cuenta que la operación va a ser financiada a través de un préstamo avalado por el Obispado de nuestra ciudad.

Una decisión que hace posible el dejar de lado el costoso alquiler de los propios asientos que venía ascendiendo en los últimos años, mientras que por otra parte se lleva a cabo una acción social cuyos beneficios irán destinados a la Casa Hogar San Juan de nuestra ciudad, ya que serán los encargados de su explotación durante el resto del año.

Comments

comments