dcprimavera

Si, me han entrado ganas de escribir. Hace poco más de un mes que aparecí por aquí sin hacer mucho ruido, pero dejando claro que la estética de este personaje que les habla, se basa en la pedante inmediatez que nos da la calle. No seré el justiciero cofradiero que afirma sin saber, no lo piensen así. Porque a bien seguro tu, en el interior más oscuro de tu sapiencia cofradiera, piensas igual que yo.

Todo pasa porque el sentido de lo que necesitamos pasa por ser lo que decidimos y termina siendo lo que forzamos. Como cuando forzamos una cerradura empuñando la llave y notamos que hay una fuerza imposible, que hace del estrago impertinente un arma arrojadiza sobre su mismo tejado.  El no aceptar la derrota hace que algunos se autoproclamen líderes de la oposición absoluta, vengadores de la savia politizada por aquellos que en su día intentaron hacer de la corporación un cortijo con sus percherones, astados y puercos.

Los cortijos sirven para eso y para mucho mas. La imposición es casi una norma obligada dentro de ellos. Uno no puede soltar palabra por delante de otro porque se saca el reglamento, y de esta forma se interpreta al antojo del dueño del rancho, que mesuradamente advierte de la inviolabilidad del asunto tratado, puesto que las normas son las normas. El cesarismo de algunos países, está llegando hasta nuestras cofradías. El pluralismo pierde frente a la tiranía del antojo vil e inmediato  de unos pocos que juzgan su total capacidad por encima de los que están a su mismo nivel.

La semana que viene vuelvo, por si les apetece leerme, ahora que las temperaturas arrecian con un sol imparcial y desgarrador. Espero que no me afecte y derrita mis pensamientos.

POST SCRIPTUM: SOS-LAS AMENAZAS LLEGAN A LOS MEDIOS (O UNA CUARTA PARTE) COFRADES. CAZA DE BRUJAS O DE BRUJOS. 

 

Comments

comments