El Domingo de Ramos se nos planta ante nuestras rostros de manera fugaz. Una jornada diferente, que se abrirá pronto en Santa Ángela de la Cruz con unos nazarenos que se incorporarán a la Carrera Oficial tras cinco años de espera, los de la Hermandad de Pasión. Antecediéndolos y abriendo nuestra Semana Santa como siempre, la Hermandad de la Borriquita con el dulce aroma que nos traen sus palmas ante la inminente Entrada en Jerusalén de Cristo Rey que junto a la Virgen de la Estrella harán las delicias de pequeños y mayores.

Desde la Ermita de Guía los cofrades de la Hermandad del Perdón se harán a la calle nuevamente junto a la infinidad de oraciones por quien preside la cofradía -Eva Castañeda- que aquejada por una enfermedad de la que se está restableciendo poco a poco ha hecho marcar una Cuaresma muy diferente en el seno de la corporación. La estridencia de las cornetas que acompañan al Señor del Consuelo marcarán el compás cadente desde la Merced, donde la Misericordia se hace mas patente aún en el bello rostro de una dolorosa que enamora a todo el que la contempla.

Las vueltas blanca y negras que llegan con aires de barrio con sabor a Jerez -el de la Albarizuela- volverán a envolvernos durante toda la jornada mientras que el silente caminar de la Virgen de las Angustias, nos harán sentir que la espera acaba de empezar con el resplandeciente furgor de las palmas.

Comments

comments