dcprimavera

Ayuntamiento de Jerez.- La Tenencia de Alcaldía de Urbanismo, Dinamización Cultural, Patrimonio y Seguridad, que dirige Francisco Camas, ha organizado una gran exposición homenaje al polifacético artista jerezano Manuel Prieto Fernández (Sacry) -fallecido en 2008- y que se inauguró el pasado viernes, día 15 de julio a las 19.30 horas en Los Claustros de Santo Domingo permaneciendo abierta hasta el 14 de agosto.
La exposición está comisariada por Juan Luis Sánchez Villanueva, y consta de más de 110 piezas representativas de toda su obra artística, fundamentalmente de piezas de imaginería, el ámbito que más prestigio le reportó, así como distintas esculturas, pinturas y dibujos a lápiz. Entre ellas destacan dos obras inéditas de imaginería que consisten en una Dolorosa sin nombre y una figura de 1.90 de un Cristo recién prendido, así como una reproducción en miniatura (40 cm) del Prendimiento que quedó encima de su banco de trabajo el día en que falleció.

De los trabajos de imaginería realizados por Sacry (diminutivo de sacristán por los muchos años que ejerció este trabajo en San Mateo), destacan las imágenes de las vírgenes de la Candelaria de la Iglesia de Santa Ana, la Concepción de Las Viñas y la Virgen de los Dolores, de la Barca.
Otra de las facetas más importantes de la carrera profesional de Sacry es su trabajo como docente de Vaciado de la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos. Asimismo, se expone una amplia muestra de esculturas de, así como una colección de paisajes urbanos, con calles y edificios emblemáticos de Jerez, donde predominan los tonos ocres, amarillos y anaranjados. También se recogen numerosas pinturas a lápiz y caricaturas.
El comisario de la exposición, Juan Luis Sánchez Villanueva, escribe este texto sobre Sacry como presentación de la exposición: “Manolo Prieto Fernández (Sacry) nació a escasos metros de la imagen de la Virgen del Desconsuelo, en el número 9 de la calle Almendrillo, el 15 de junio de 1938, hijo de José y Águeda. Así comienza una vida dedicada al arte: a la pintura, a la escultura, a la música, dominando las muchas facetas y los muchos procesos por los que pasa la obra de arte: dibujo, grabado, modelado, vaciado, dorado, estofado, policromado, encarnado­ Una persona que si hubiera vivido en el Renacimiento se acercaría mucho a la idea que nos hacemos del artista completo, dominador de todas las artes, las plásticas y alguna más. No estaba pensando en Miguel Ángel, Leonardo o Rafael; pero, en un Alonso Cano,­­­por qué no?
La imaginería barroca no abarcó solamente los siglos XVII y XVIII sino que su largo brazo ha llegado hasta nosotros, hasta la segunda mitad del siglo XX y principios del XXI a través de varias personas y, por supuesto, gracias a las manos y al corazón de un gran artista como Manuel Prieto Fernández. Tenía su forma personal de interpretar la obra de arte; cuando ejercía de imaginero, pensaba en barroco, en teatralidad, en expresión. Anteponía la composición artística a la realidad. Su principal preocupación era transmitir emociones, así que la expresión de la cara, la posición de las manos y del mismo cuerpo en cada una de las figuras, era importante para él. Ha sido uno de los imagineros jerezanos que mejor ha sabido entender y mantener esa forma de captar el movimiento, las curvas, el juego de luces y sombras, la teatralidad, el diálogo entre las diferentes partes del cuerpo, hasta casi romper la naturalidad­, es decir, la esencia del barroco. No solo porque haya observado su obra sino porque he escuchado sus explicaciones y, además, de la manera que él solía hacerlas: adoptando el papel de cada personaje, su expresión, sus gestos, su postura­, como si interpretara una obra de teatro.
Manolo Prieto también será recordado por su gran capacidad para conectar con los alumnos en sus clases de Vaciado de la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos. La faceta menos conocida de Manolo Prieto fue la de pintor. Aunque nunca dejó de pintar, fue a partir de aprobar las oposiciones y obtener la plaza en propiedad en la Escuela de Artes cuando se dedicó de lleno a esta faceta. En sus dibujos de estudio se aprecia el dominio de la línea, del volumen. Al aplicar el color le aparece una gama de cálidos que deja envuelta a la composición en un perpetuo otoño: ocres, tierras, anaranjados, dorados, rojizos­, dominan la superfi cie del lienzo o la tabla.
No podemos separar de las características anteriores sus cualidades personales ya que sus amigos y conocidos le definen como una persona asequible, afable, dispuesta a ayudar a cualquiera que se lo pidiese; y gran conversador. Muchas de las personas que se acerquen a la Exposición Homenaje a Manolo Prieto (Sacry) posiblemente conozcan parte de su obra, pero no en todas sus facetas­ Se sorprenderán de sus capacidades.”
El horario de la exposición es de martes a viernes: de 11:00 a 13:45 horas y de 18:00 a 20:45 horas. Sábados: de 11:00 a 13:45 horas. Domingos y festivos: cerrado.

Comments

comments