Hoy  me van a permitir ser un poco “elitista” por llamarlo de alguna manera. La tarde del Martes Santo de 2017 será especial para Jerez de la Frontera y para unos cofrades -los de la Clemencia- que vienen trabajando de manera incansable durante mas de diez años para que el sueño de contemplar a María Santísima de Salud y Esperanza bajo su paso de palio se haga realidad. Son muchas las historias que lleva esas andas en cualquiera de sus rincones, la de la gente del barrio: los que están y los que no están.

La Hermandad de Humildad y Paciencia volverá a regalarnos estampas peculiares y  hermosas ante la silente estampa del Señor que espera la Crucifixión, sobre todo recomendamos el entorno del barrio de San Pedro y el regreso por San Miguel. Tras dos años de espera, la Defensión se hará a la calle con la inigualable puesta en escena de la corporación Capuchina, seriedad y rigurosidad aderezada con la elegancia. En el Amor tendremos que disfrutar con el clasicismo de una cofradía que sigue trabajando diariamente para crecer, porque tener tantos años de historia no hace dejar de trabajar por el crecimiento y la mejora en la misma. Para cerrar el día el aroma de barrio añejo que nos regala la Hermandad de los Judios de San Mateo en esta tarde en la que su paso de misterio vuelve a brillar con luz propia.

Por todo ello y por mucho mas, hace que las ganas de Santo se haga palpables en los cofrades.

Comments

comments