La Hermandad del Perdón, de la localidad de Arcos de la Frontera, tiene su origen en el siglo XVI, aunque a buen seguro, la devoción al Cristo del Perdón ya debió existir un siglo antes. Sus primeros estatutos conocidos son del siglo XVII, en los cuales se refleja que estaría integrada por veinticuatro sacerdotes hermanos, los cuales debían de dar un donativo de dos ducados y dos libras de cera, y tendrían derecho a ser asistidos por un médico y a su entierro. Estos sacerdotes, serían los oficiales y los diputados de la corporación. Esta primitiva cofradía, procesionaría con el Cristo del Perdón crucificado, volviendo a procesionar el Viernes Santo con el cristo descendiendo de la cruz.

La corporación, iría en decadencia hasta que dejó de procesionar en el siglo XVIII y que le llevaría a su desaparición a finales de dicho siglo. Sería en el siglo XX, y concretamente entre los años 1928 y 1929, cuando vuelve a resurgir una corporación para dar culto al Cristo del Perdón.

La imagen del Cristo del Perdón, es una obra anónima del siglo XVIII atribuida a Juan Francisco Morales, autor del retablo del Cristo. Esta imagen, fue realizada para mover sus extremidades y poder procesionar esta imagen como Cristo descendido, articulaciones que fueron suprimidas en la restauración realizada por Manuel Zapata. Esta imagen, vino a sustituir una primitiva imagen, también articulada, y que fue llevada al Convento de la Merced de Huelva.

La imagen de la Virgen de la Piedad, es una obra anónima que se atribuye al mismo autor que la imagen del Cristo. Esta imagen, recibió en otras advocaciones como Virgen del Descencimiento, Virgen de los Dolores y la actual, Virgen de la Piedad.

Esta cofradía, procesiona en la jornada del Miércoles Santo con un único paso, formando un calvario.

Comments

comments