La Basílica de la Merced se convierte desde hoy, en epicentro neurálgico en torno a una madre, la de todos los jerezanos. Se inicia el novenario que en vísperas de su festividad se le dedica anualmente y donde participarán como es habitual, todas las corporaciones de nuestra ciudad, desde las penitenciales hasta las letíficas.

Los cultos en honor a la Virgen de la Merced tienen fundamentalmente dos horarios. Por una parte en la matinal diaria, a las 8.30 horas de la mañana con Novena y Eucaristía, mientras que por otra está la vespertina inciándose a las 20 horas de la tarde con el rezo del Santo Rosario, Ejercicio de la Novena y Eucaristía oficada por los Padres Mercedarios.

Comments

comments