Mientras escribo este artículo, escucho a La Paquera de Jerez cantando villancicos. Parece que huelo el limpia suelos que mi madre usaba; siento el fresco de la mañana en el ambiente. Ella está aireando la casa, está patas arriba, porque todo tiene que estar limpio que se acerca la Nochebuena, es época de visitas. De fondo, escucho a la genial Paquera en el radiocasete de una sola pletina, que mientras en  diciembre reproduciría una y otra vez el volumen correspondiente de ese año de “Asi canta nuestra tierra en Navidad” y los anteriores,como no, por marzo cornetas y tambores habrán dado el relevo a zambombas y panderetas. para deleite de mis tardes de estudio.

Déjenme que les haga un secreto confesable: puedo estar escuchando el Villancico “Blanca es la plata” que compusiera el genial Antonio Gallardo Molina, cantado por la Paquera, cientos de veces la misma tarde. “Ya corte la hierbabuena de la tapia del corral, que esta noche es Nochebuena y mañana es Navidad. Cuando llegue la mañana y pregunte el sacristán si le falta una campana que en Belén tocando está”, empieza. Sublime. Se lo recomiendo.

Jerez guarda en sus entrañas muchos tesoros, que generosos los jerezanos, compartimos al mundo. Si el flamenco está considerado Bien Cultural Inmaterial por la Unesco, entiendo que nuestros villancicos también, al menos los flamencos, los que lleva el compás de Jerez en cada una de sus notas, en cada uno de los golpes de panderetas,…¡vaya dos tesoros! y hay más,muchos más.

No estaría de más que nuestras zambombas sean declaradas Bien de Interés Turístico Internacional,….o lo que ustedes quieran.

Nadie le canta al Niño Dios como lo hace Jerez, debemos de cuidar, mimar y saber transmitir las zambombas, y no hagamos como pasó con los vinos, cuando las exportemos, no vale exportar cualquier cosa, ¿oido?

 

Me cuesta mucho hablar de cofradías cuando “la virgen va subiita en la burra de los moños y San José detrás dándole al Niño madroños”

Las hermandades, mientras, en esta fecha tienen puesto un ojo en el Niño Dios y el otro va buscando una Esperanza que todo lo puede.

Los cofrades cantaremos villancicos, beberemos anís,  comeremos pestiños, celebraremos zambombas, pero también seguiremos acordándonos en estas fechas de aquellos que no lo están pasando bien. Las Bolsas de Caridad no descansarán, tendrán sus campaña de Navidad y seremos, una vez más ejemplo de caridad, y en este año de Misericordia que acaba de pasar, seguiremos haciendo obras de Misericordia con nuestros hermanos y también con aquellos que no creen en el Niños Dios.

A ti, que lees esto en la lejanía, ¡si, a ti!, Que no puedes entonar coplas de Navidad en tu tierra. Tú sabes mejor que nadie que Jerez es única en el mundo celebrándola, Pero,..¿Cómo suena un villancico de Jerez en Cracovia, Dubai, Chile, Perú o en Madrid mismo?  “Venid, que ya es Nochebuena, venid que ya es Navidad” sonaba en la capilla de mi colegio en la misa del Gallo. A todos un fuerte abrazo desde aquí.

La próxima vez que escriba vendrán los Reyes Magos caminito de Jerez, así que ¡Feliz Navidad a todos!

Comments

comments