dc

 

Cuando usted esté leyendo este artículo, a buen seguro la Santísima Virgen del Rocío habrá vuelto a posarse en su nido, como Blanca Paloma del Rocío en un Pentecostés que se ha vivido como siempre, de manera muy intensa. La Hermandad del Rocío de Jerez ha recibido la visita de la Virgen poco antes del mediodía. Los rezos se han sucedido por parte de Fray José Gil donde se ha unido Almonte y Jerez a través del bello rostro de María.

Ha sido un camino duro, tan dura es la lluvia como la calor. Pero se compensa con la mirada tenue y cálida de la Pastora Almonteña. Han sido intensos los momentos como siempre, pero a esperar un nuevo Pentecostés toca.

Mientras nos conformaremos con disfrutar a la Virgen en su Ermita los 365 días del año.

Que así sea…

Foto: José Ángel Ferrer García

Comments

comments