La Hermandad de la Misión celebró en el día de ayer un Cabildo Extraordinario para decidir la advocación que tendrá la dolorosa que acompañará al Señor de la Misión en su paso de misterio, formando así el conjunto escultórico de la calle de la Amargura. Los hermanos han decidido que sea “Madre y Señor del Encuentro” el nombre con el que hagamos referencia a la futura talla que gubiarán las manos del imaginero Fernando Murciano y que irá situada de rodillas en la parte delantera de las andas que portan a este impactante nazareno.

Comments

comments