Carlos Gavira Medina.-  Gracias a la web El Pertiguero y a mi amigo Alejandro, por darme la oportunidad de dejar en estas líneas un poquito de mi sentir cofrade. En primer lugar, perdonen mi falta de fluidez a la hora de escribir, ya que es algo que no suelo practicar, pero quien dice que no a tal ofrecimiento, en estas bonita fechas que se nos aproximan. A las puertas de una nueva cuaresma, quizás un poco extrañas en el calendario, por su pronta llegada, sólo les aconsejo que la disfruten de forma plena. Cultos y funciones principales, mesas redondas y conferencias, besamanos y besapiés, presentación de carteles, conciertos de marchas, ensayos de costaleros, charlas cofrades con una copa de vino en cualquier barra de bar …

Es la hora de limpiar plata, de ojear las primera previsiones meteorológicas, de revisar la túnica y de asustarte con lo rápido que bajan los días cuaresmales, camino de un nuevo Domingo de Palmas.

Porque para disfrutar de una buena Semana Santa, es imprescindible que venga con un prólogo brillante, en forma de Cuaresma. Empezar el próximo Miércoles en el Sagrario de San Miguel y terminar el Domingo de Ramos, por la mañana, en la primera levantá de la Coronación.

Estos 40 días, son un pequeño sueño que cada año, los cofrades más “jartibles” tenemos las suerte de vivir. Sin remedio, la cuenta atrás ya no tiene freno y cuando queramos darnos cuenta, estaremos volviendo a descontar días de nuestro calendario, porque cada vivencia ya formará parte del más dulce recuerdo.

Amigo, toca disfrutar y trabajar por nuestras hermandades.

Comments

comments