Recuerdo que durante mi infancia visitábamos de manera habitual a la tía de mi madre en Sanlúcar de Barrameda, calles llenas de vida, de gente mayor curtida por el campo y la edad..

Vivían en casas de vecinos donde todo se caracterizaba por ser de lo más humilde y rústico.Al venir de la playa y volver a Jerez, me quitaba el salitre y la arena de la playa en un baño de zinc mientras tanto, mi tía preparaba un café que olía en todas la estancias de aquella humilde morada en una cocina que se encontraba el hueco de la escalera que permitía subir a la primera planta. Casas viejas, pero llenas de vida debido a la forma de ser de las personas que habitaban dentro.En la actualidad esas casas están habitadas por ocupas o simplemente no vive nadie debido al estado ruinoso en el que se encuentra la casa.Parece que tiempos pasados fueron mejores ¿verdad?

A cualquier persona mayor le hablas de su juventud y entre lagrimas, suspiros y algún que otro pellizco en el corazón te habla que antes se vivía mejor.¿Pasa lo mismo en el mundo de las cofradías?

El tiempo me ha hecho madurar y prefiero ganarme una sonrisa de una persona que un “mira éste qué se cree con lo que escribe” y prefiero no dar nombres de corporaciones ni de personas – todos somos personas muy adultas y sabemos perfectamente de lo que hablamos.

No me voy a meter si tal imagen está bien vestida, si la otra está mejor… vayamos al plano humano y al que hoy quiero hacer una pequeña reflexión.

¿Cómo es posible que a día de hoy, nos encontremos casas de hermandades CERRADAS o que a cualquier acto que organice esta no asista absolutamente NADIE?

Siempre le echamos la culpa a los hermanos que no asisten a los cultos, que no asisten a convivencias o simplemente no salen en el cortejo de nazarenos.

¿Hemos analizado por qué no asisten?

Si buscamos el término hermandad en la Rae aparecerá lo siguiente:

hermandad

De hermano.

1. f. Relación de Parentesco que hay entre Hermanos

2. f. Amistad íntima, unión de voluntades

3. f. Correspondencia que guardan varias cosas entre si.

4. f. Cofradía o congregación de devotos.

5. f. Privilegio que a una o varias personas concede una comunidad religiosa para hacerlas por este medio participantes de ciertas gracias y privilegios.

6. f. Fraternidad, liga, alianza o confederación entre varias personas.

7. f. Gente aliada o confederada.

8. f. sociedad (‖ agrupación de personas para determinado fin)

Fijaros detenidamente en las palabras que anteriormente he marcado con negrita

¿Cuántas hermandades no existe una unión de voluntades? ¿En cuántos medios de prensa amarilla hemos leído la situación kafkiana de algunas hermandades?¿Congregación de devotos? Si no existe una unión y una situación agradable, por muy devota que sea esa persona, no va acudir a la hermandad. Casas de Hermandades donde los cuatro de siempre están esperando el porvenir y seguramente que a ti no. ¿Es lógico que con todos los avances tecnológicos, aperturas de mentes cuasi-petreas, aún existan hermandades en las que chirríen las bisagras como si de un pasaje del terror fuese, en la que sus propios hermanos se sientan extraños en su propia casa?

¿Qué mas os puede decir un humilde servidor?

Comments

comments