Para conocer la Iglesia de Santiago nos tendremos que remontar a la época de un Jerez amurallado donde más allá de las murallas quedaban solo olivares. En el siglo XIV, la población de Jerez empieza a crecer y se extiende más allá de sus murallas, a los barrios que hoy conocemos como San Miguel y Santiago. Ésta Capilla de la Paz, se levantó junto a la Puerta de Santiago que conectaba el interior de las murallas con lo que sería hoy el barrio de Santiago.
La actual Iglesia de Santiago, comienza a edificarse a finales del siglo XV siendo su arquitecto Alfonso Rodríguez, un arquitecto que también edificara San Miguel o la Iglesia Prioral del Puerto de Santa María. Consta de tres portadas barrocas y una torre que remata la portada principal la cual fue edificada por Diego Moreno Meléndez en el siglo XVII y se tardó diez años en construirse, de 1663 a 1673.
En dicho siglo, Santiago comenzó a tener sus problemas y sufre un hundimiento el 24 de febrero de 1695 cayendo dos pilares de los seis de la nave principal y consigo algunas bóvedas. La reconstrucción se llevaría a cabo por el ya mencionado Diego Moreno Meléndez y Rodrigo de Pozo, la cual empieza su reconstrucción de inmediato aún sin tener permiso para empezar su restauración.
Una vez volvió a abrir sus puertas el Templo jerezano, no se encuentra problemas estructurales hasta finales del siglo XIX. Antes de ello, en el siglo XVIII, la Hermandad del Prendimiento construye su Capilla, la cual es la Capilla del Sagrario en la actualidad. Ya en 1879, la Iglesia se cierra por segunda vez al culto para sufrir una importante restauración a cargo de José Esteve y López, sustituido años más tardes por Alfonso del Castillo. Dichas obras tenían como objetivo enriquecer la Iglesia dotándolas de ventanales, los cuales hasta el entonces eran ventanales ciegos y enriqueciendo el Templo con detalles propios del siglo. En esta ocasión, reformaron dos pilares y cerrando arcos del Altar Mayor para reforzar a los pilares, tales como el arco que conectaría a día de hoy el Altar Mayor con el altar de la Hermandad del Prendimiento y el arco que conectaría el Altar Mayor con el altar la Buena Muerte. En esta obra también se trasladará el retablo de sillería del Altar Mayor a la Cartuja de Jerez, dejando solo en dicho lugar el actual Baldaquino. En 1891, y tras doce años de obras, la Iglesia reabre al Culto tras su segundo cierre.
Apenas once año más tardes ya entrados en el siglo XX, en 1902, la Iglesia vuelve a cerrar al Culto por problemas estructurales en un pilar agrietado, aunque esta vez reabriría en 1906 provocaría su tercer cierre, esta vez solo por cuatro años. Dicho problemas volvió a aparecer en 1928, cerrándose solo por un año por problemas estructurales en un pilar sustituyéndose la piedra por otra de mayor calidad encontrándose sepulturas junto a estas columnas a unos metros bajo el suelo. Dicho daño provocó el cuarto cierre del Templo de Santiago, ésta vez solo por un año.

Ya en 1954, la Iglesia se encuentra en síntomas de ruinas lo que provocaría su quinto cierre. Dicho cierre sería por unas grietas en los muros, ante esta situación se restaura los muros, sustitución de pilares dañados nuevamente, restauración del Sagrario y del Baptisterio. A mitad de las obras, un pilar dañado cede y provoca el hundimiento de una bóveda, ello conlleva a tener medidas de urgencias como el zunchado de los seis pilares del Templo, así como la colocación de marcos de madera en los contrafuertes del templo. Una vez se reconstruye el pilar y su bóveda, se arregla las cubiertas, dando paso a la reapertura del Templo el 25 de julio de 1966, tras doce años de cierre.

En el año 2005, y de nuevo por problemas estructurales en los pilares, se cierra el Templo. En el año 2010, la empresa que llevaba a cabo la restauración del Templo va a la quiebra, lo que provoca la paralización de éstas llevando al Templo a un estado de abandono y robos tales como piezas del altar del Prendimiento o imágenes de cobre del Baldaquino. Así se encontraba el Templo en ésta época:

 En el año 2012 y tras los robos surgidos en el Templo, la Hermandad del Prendimiento decide quitar su azulejo de la Parroquia. Unos meses después, el Obispado de Asidonia-Jerez se hacía cargo de la obra del Templo tras la dejadez del mismo por parte de la Junta de Andalucía.

Ya en el año 2014 hasta que la actual empresa comienza las obras, siendo en éste 2016 la re-apertura del Templo tras once años de cierre. Así se encontraba el Templo en el año 2015.

A continuación les mostramos los años de cierres del templo de Santiago:
1695
1879-1891
1902-1906
1928-1929
1954-1966
2005-2016

Agradecer la atención prestada a la Biblioteca Municipal de Jerez

Comments

comments