Adrián Zurera de la Peña.- Tachamos el último día y rompemos la página del ya mes pasado. Nos encontramos en septiembre, mes afamado en la sociedad por “La Vuelta al Cole” y la finalización de las vacaciones, pero para mí y para otros tantos más, este mes se trata de la vuelta al nuevo curso cofrade, donde quedaron asignaturas pendientes como pueden ser la continuación de un cuerpo escultórico, la culminación de un paso, restauraciones, ampliación de los enseres de una hermandad o volverse a plantear como viene siendo por desgracia algo habitual cada año, la reestructuración de una Carrera Oficial no sé cuántas veces modificada, pero parece que esto de cambiar y volver a cambiar va para largo, como si del Escorial se tratase.

En este mes nos encontramos con la salida procesional de nuestra patrona, La Virgen de la Merced, que transcurre en la jornada del jueves 24 con motivo de su festividad. La misma, recorre las calles del centro histórico de Jerez para que todos los jerezanos puedan pedirles sus particulares favores.

También, en este mes nos encontramos con la preparación de las salidas extraordinarias que el mes próximo las Hermandades del Amor y de la Coronación nos ofrece. Desde hoy, ya comienzan los preparativos con la igualá de la Coronación, continuando con el cuidadoso limpiado de la plata, ultimando el pedido de cirios, la fijación de los candelabros e imágenes y la correcta colocación del cortejo para realizar una salida procesional del mismo calibre que estas dos grandes Hermandades.
Por otra parte, se acerca la festividad de la Virgen del Rosario con los preparativos que esto conlleva, como la igualá y ensayos que se producirán en este mes de septiembre, concluyendo con la realización de una alfombra para que las andas que portan a María, camine sobre ellas (como ocurre en la jornada que procesiona la Virgen del Rosario del Colegio del Beaterio).
A lo largo de este mes -hoy empezado- se comienza con la planificación de los cultos a los titulares de las Cofradías (concretando las fechas, disposición de las imágenes, la colocación de flores y juego de candelería), la elección de los días para realizar los besamanos y de las salidas procesionales de Glorias correspondiente a cada Hermandad. También, se recapacita sobre la Semana Santa pasada, cavilando las Juntas de Gobierno para mejorar y realizar modificaciones con respecto a lo acontecido en la pasada Semana Mayor.
Aunque más lejos queda, se plantea en los cabildos de aperturas la posibilidad de montar una caseta en el Real de la Feria o cuantas verbenas y actos benéficos harían este año. Todos estos temas se exponen sobre la mesa en los primeros meses de este nuevo curso, para además de hacer crecer a la hermandad con la adquisición de nuevos enseres y hermanos, ayudar a la Parroquia a la cual cada hermandad pertenece y realizar una labor social.

Pero esto,  ¿cómo se lleva acabo?. Pues con una buena actitud y correcta elección de una Junta de Gobierno, cuyos integrantes sean hermanos comprometidos, profesionales y donde no busquen un beneficio propio, ya que cualquiera se pone una chaqueta y coge una vara o el Guion de la Hermandad, pero sólo los puros de corazón que luchan por el bien de la cofradía son los merecedores de halagos y méritos.

Porque ya no queda nada para llenar las calles jerezanas de incienso y cera…

Comments

comments