Era un sentimiento que florecía tras la pasada Salida Extraordinaria en el regreso a Santiago. El paso de la cofradía por la calle Nueva visionó a los cofrades de la Hermandad del Prendimiento, que la corporación tenía que sentir mas al barrio indagando por las entrañas del mismo, podemos estar hablando de la arteria principal que pone el ritmo y compás al barrio. Se vivieron momentos tan intensos el pasado 15 de octubre, que los cofrades rojo y blancos han decidido embaucarse en salir treinta minutos antes para tomar el enclave donde se recibirá al Señor con el son flamenco que ponen los vecinos del barrio. Eso sí, se sacrifica el paso de la corporación por las calles Porvera y Gaitán, tomando por tanto Guadalete y Plaza del Mamelón.

Comments

comments