ARTESACRO

 

Adrián Zurera de la Peña.– Miércoles Santo. Luce el sol. Juntas de Gobiernos reunidas y un gran SÍ para los hermanos impacientes que desesperan en los bancos de una capilla en pleno centro de Jerez o a la periferia.

Un poco antes de las tres del mediodía ve la luz de su barrio el Señor en su Soberano Poder, tras una magnífica primera chicotá avanza con poderío con un gran cortejo, el cual va aumentando con consideración y teniendo presente la enorme distancia de su recorrido.

Otra hermandad de la periferia, el Consuelo del Pelirón la cual camina a paso aliviado y ligero por las inmediaciones del Barrio de San Pedro. Un público se acercó a Carpintería Baja para ver paso de esta cofradía por las estrecheces de las calles céntricas.

Acercándonos más al centro y casi del mismo barrio, la Hermandad de Santa Marta estrenó bordados para las imágenes secundarias del paso de misterio y a buen paso subía por calle Barranco, Plaza Belén para llegar a su Barrio por calle Cabeza. Sin duda uno de los mejores lugares para ver a esta corporación. Al igual que es impresionante la llegada a su templo de la Hermandad de la Tres Caídas por las mismas calles. De esta corporación, cabe destacar el estreno de los faroles en el paso del Señor de las Tres Caídas y las mano de la Virgen de los Dolores, la cual las llevaba entrelazadas.

Por otro lado, la Hermandad de la Flagelación sigue en su tónica, con esa preciosa recogida y saludos que se producen en la Plaza de las Angustias, donde se saluda a la Hermandad de la Angustias y a la de Humildad y Paciencia.

La Hermandad del Prendimiento como siempre, moviendo a todo Jerez, desde su salida y transcurrir por la calle Ancha y Porvera; hasta entrar en Tornería y tomar de vuelta la calle Porvera. Teniendo un inmenso público que nunca falla a esta cita, como muchos nuevos motivados por las incesantes saetas que cantan en el trayecto de ida de esta hermandad.

Y sin darnos cuenta se nos fue una jornada más, una de las grandes de nuestra Semana Santa, aquella que se escapa de las manos…

Comments

comments