Hermandad de la Vera Cruz.- En una solemne eucaristía celebrada en la mañana de este sábado en la iglesia de San Juan de los Caballeros, tomaron posesión la hermana mayor y la nueva junta de oficia-les de la cofradía. La celebración estuvo oficiada por el director espiritual de la corpora-ción, el sacerdote marianista José María Osborne, con el que concelebraron los presbí-teros Enrique Hernández, antiguo rector del templo, y José María Berraquero, actual hermano número uno de la hermandad.

Entre los asistentes, fueron especialmente invitados por la cofradía las hermandades de la provincia que residen en colegios marianistas, la comunidad de esta Orden en Jerez, hermanos mayores de hermandades jerezanas, el consejo de la Unión de Hermandades así como representaciones civiles como la de la diputada nacional María José García-Pelayo, la diputada provincial María José Rúa y el concejal Antonio Montero.

En su intervención, con la que se cerró la eucaristía, la nueva hermana mayor ofreció unas sentidas palabras de agradecimiento a los hermanos, especialmente al hermano mayor saliente, José Ignacio Soto, cuyo mandato lo calificó de extraordinario y al que señaló como el impulsor del gran cambio que ha experimentado la corporación. Entre los logros destacó el importante incremento de hermanos alcanzado durante su man-dato: “nos dejas retos muy difíciles de superar tato para mí como para mi junta de go-bierno”, dijo.

Palomares subrayó que el valor más importante de una hermandad no es el patrimonial, son sus hermanos. Confesó que “es un honor para mí ocupar el cargo como mujer y hermana mayor”, recordó su compromiso con la caridad en la anterior junta de gobierno,

de la que fue diputada de acción social. Precisamente, la caridad será una de sus prio-ridades en el mandato recién iniciado, junto al mantenimiento del patrimonio y seguir avanzando en las relaciones con la familia marianista

Comments

comments