José Ángel Ferrer García.- Cuando encendemos la televisión o la radio escuchamos diariamente que decenas de miles de personas huyen de Siria en busca de un futuro mejor, lejos de bombardeos, masacres, hambre y crueldad, aunque en su largo peregrinar, sea largo durante semanas andando y vagando por todo tipo de países, llegando a aventurarse a tirarse a una simple barca hinchable o entregarse a las mafias, para embarcarse en un barco que en el peor de los finales los lleva la muerte.

Al mismo tiempo en el día a día del mundo cofrade, ocurre un fenómeno parecido y la verdad que es digno de estudio ya que en muchas de nuestras corporaciones, hermanos con una antigüedad considerable, con apellidos característicos y populosos – ya que hay varias generaciones apuntadas a la misma-, se hacen hermanos de otras hermandades no sólo para participar en ella como cualquier otro miembro de la corporación , si no que a la primera de cambio cuando convocan Cabildo de Elecciones, se presentan a miembros de junta de gobierno.
¿Se han convertido las hermandades más señeras de Jerez en la cantera de mayordomos, tesoreros, secretarios, delegados de juventud incluso de tenientes y hermanos mayores de las hermandades de nueva fundación principalmente extrarradio de nuestra ciudad?

No era mi intención de mencionar a ninguna hermandad en este artículo, pero me vienen dos casos al pelo:

El primero fue hace un par de años en la hermandad del Santo Crucifijo, en el periodo de presentación de candidaturas no hubo ninguna persona que se presentara y Don Luis Cruz de Sola tuvo que tomar nuevamente las riendas de dicha corporación de la madrugá.
El segundo es de principios de verano cuando los rumores vaticinaban el mismo resultado en la Hermandad de la Soledad, hasta que Don Ildefonso Muñoz Alcántara tuvo que tomar iniciativa de presentar candidatura que de manera afortunada se realizaron las elecciones con un satisfactorio resultado.

¿Porque hay miedo a presentarse en su hermandad de toda la vida y emigran a otras para presentarse? ¿Les dan

Miedo al cargo no es, eso lo tengo claro; haced vuestras propias hipótesis.

¿Qué es lo que pienso yo? Parece que antes de torear en plazas grandes, tienen que torear mucho a la vaquilla en plazas pequeñas o practicar el toreo de salón con aficionados.

No quiero desprestigiar a ninguna hermandad ni mucho menos pero como dije antes, es digno de estudio estas personas que forman parte de las hermandades de sus barriadas, participan de manera activa, forman parte de sus órganos de gobierno, pero que no se les ocurre – y pongo la mano en el fuego, que JAMÁS se les pasara por la cabeza- presentarse a Hermano Mayor o cualquier cargo de junta de gobierno de la hermandad que lo vio crecer y formarse como cofrade.

¿Miedo?

¡No hombre, no!

Comments

comments

Dirección de El Pertiguero.net

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: