Mas de diez años después, la Plaza Belén vuelve a estar abierta a la ciudad. Tras el fatídico y elocuente proyecto que hablaba de tener en aquella zona, lo que se venía a denominar como la “Ciudad del Flamenco”, nos privó a los cofrades de una emblemática ubicación enmarcada dentro del casco histórico de nuestra ciudad. Y no solo eso, el Convento de Santa Ángela de la Cruz se ha visto aislado sin poder tener la tradicional visita de nuestras cofradías que por aquel entonces se resumía en solo unas pocas.

Tras este período de tiempo, las corporaciones ya piensan en avistar esta emblemática ubicación a la que se accede a través de la calle Luis de Ysasi y Plaza Peones.

El primer caso al que podemos hacer referencia es al de la Hermandad de las Tres Caídas. Está claro que es el regreso natural de estos cofrades, que buscarían incluso la reformada calle “Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas” para hacerse al interior de su sede, el Santuario San Lucas.

Lucas Álvarez

Desde la Hermandad del Desconsuelo se hacía oficial el pasado mes de Abril, su intención de tomar también por este enclave a su regreso, dada la vinculación de la cofradía con las Hermanas de la Cruz. Anteriormente la cofradía de San Mateo nunca llegó a tomar por esta zona, haciéndolo por la parte baja de la propia Plaza a través de la calle Barranco y llegando hastala Plaza San Lucas.

Otra de las corporaciones que vería abierta la posibilidad de recuperar parte de su itinerario, sería la de la Lanzada. Tradicionalmente el colectivo carmelita regresaba hasta la Basílica por las inmediaciones de la Plaza Belén y no a través de la Plaza Peones, bajando hasta la Carpintería por la propia calle Luis de Ysasi tras la preceptiva visita al convento fundado por la santa sevillana.

Una incorporación absoluta y segura, será la de la Hermandad del Consuelo. Teniendo presente que la cofradía del Pelirón basa su fundación en las raíces de la Compañía de las Hermanas de la Cruz -tienen como titular a Madre Angelita y a Madre de la María Purísima- parece evidente que se aviste la Plaza Belén por Barranco y bajar Luis de Ysasi, siendo por tanto la primera vez que los titulares visiten el convento y viendo cumplido el sueño de muchos hermanos.

Lucas Álvarez

La Hermandad de la Resurrección también parece buscar este enclave. Vista la experiencia de la pasada Semana Santa y entendiendo que la plaza forma parte de su radio de actuación, parece ser que casi seguro este colectivo recorra los aledaños de la calle Luis de Ysasi para salir a la Plaza Belén.

Hasta aquí las que parecen claras incorporaciones a esta ubicación, pero ¿será la apertura de la Plaza Belén una excusa, para que muchas cofradías aunque nos les pille de regreso tomen este itinerario? Veremos lo que ocurre. El enclave ha quedado para poderlo explotar de una manera u otra y, la visita a las Hermanas de la Cruz, siempre se torna en regalarnos momentos deliciosos.

Comments

comments