La Basílica de la Merced se queda desde hoy huérfana de una de sus cofradías. Aunque bien es cierto que la adopción se ha promulgado durante varios años, la orfandad de la que hablamos es mas bien una buena nueva puesto que supone el regreso de la Hermandad de la Buena Muerte a Santiago.

Doce años después, la corporación de la Madrugá jerezana se trasladará hasta la recién restaurada Parroquia de Santiago, que la espera con las puertas abiertas de par en par. Será en torno a las 21.15 horas de la noche, cuando la cruz de guía de la cofradía disponga en la calle, un cortejo que estará formado por dos pasos. En primer lugar el de su titular el Niño Jesús – que será portada por los mas jóvenes de la hermandad en su paso-, y en segundo un Calvario que albergará a los restantes titulares, es decir el Santísimo Cristo de la Buena Muerte, la Virgen del Dulce Nombre y San Juan. Una estampa nunca antes vista en el seno de la corporación y que servirá para ver con acompañamiento musical a estas imágenes, por vez primera en la historia.

Se ha dispuesto el paso -que gubiara Francisco Barroso García en el año 1961- un monte en el que destacan el crucificado de Castillo Lastrucci y su madre, la Virgen del Dulce Nombre ataviada magistralmente por José Carlos Gutiérrez con saya cedida por la Hermandad del Amor y perteneciente a la Virgen de los Remedios y manto también cedido por la Hermandad de la Piedad. Los faroles que pertenecieran al paso de Jesús Nazareno iluminarán la escena.

El recorrido que tomará la corporación para regresar triunfalmente a su sede canónica, será el siguiente: Plaza Santa Isabel, Merced, Plaza de Santiago, Plaza de los Ángeles, Oliva, Plaza de San Juan, Chancillería, Porvera, Escuelas, Guadalete, Ponce, Ancha, Plaza de Santiago y Angostillo del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, teniendo previsto la entrada en el propio templo en torno a las 0.30 horas de la noche.

La música se presenta como novedad excepcional, puesto que tal como decíamos anteriormente, la corporación nunca ha sido acompañada por una formación de plantilla completa, siendo en este caso la Banda de Música “Ciudad de San Fernando” la que ponga un exquisito repertorio de marchas procesionales acordes con el estilo de la cofradía. Tras el paso del Niño Jesús, pondrá sus sones la Agrupación Musical “Santísimo Cristo de la Clemencia”, que se estrena bajo la denominación al acogerse hace unos meses a la cofradía del Polígono de San Benito.

Comments

comments