Cuando menos nos demos cuenta estaremos delante de la Piedad, alrededor de su hermoso palio que se perderá por Taxdirt marcándonos el final de todo que al mismo tiempo dará lugar al inicio. Por eso disfruten de todos los momentos que nos va a regalar este Lunes Santo. Contemplen a la Paz de Fátima en su barrio, donde cada vez se hace mas cofradía, tras ella la Candelaría donde el dulce aroma del barrio de la Plata viene impregnado en el rostro de la dolorosa de Manolo Prieto. La Cena desde San Marcos nos hará vibrar nuevamente con sus medidos compases que sin duda hacen que el andar de este misterio sea un fundamental pórtico para que Santa María de la Paz derrame la Concordia que muchos necesitan, máxima tras haber perdido parte de su valioso patrimonio la pasada Cuaresma. El silente caminar de la Hermandad del Amor y Sacrificio nos servirá para transportarnos hasta la sobriedad que la Hermandad de la Viga nos deja cada año cuando pasa el palio de la Virgen del Socorro Co-Patrona de nuestra ciudad.

Comments

comments