Ni la lluvia pudo con la devoción y la fe que Picadueñas tiene a su Virgen de la Cabeza, y así, una nueva tarde de Noviembre asistía presurosa a un encuentro con la Morenita que la mañana presagiaba como posible pero que el sol de la tarde no quiso perderse, ni tampoco el agua que con su simple pero temerosa amenaza hizo que la corporación recortase su recorrido sin llegar siquiera a la Basílica de la Merced pero que ni por esas impidió que saliera al encuentro de la Santísima Virgen. La cámara de R Videos estuvo allí y esto fue lo que grabó.

Comments

comments