cabecerawebnueva

La Sacramental de Santiago convoca a sus hermanos para conocer su parecer acerca de la incorporación en el Sábado Santo

La idea de recuperar la jornada del Sábado Santo en nuestra Semana Santa, sigue marcando la actualidad de nuestras corporaciones penitenciales. En esta ocasión es la Hermandad Sacramental de Santiago, la que ha vuelto a convocar a sus hermanos para conocer su parecer acerca de la posibilidad de incorporarse en la antesala del Domingo de Resurrección.

Será el próximo 15 de diciembre, cuando se desarrolle está cita que tendrá lugar en la propia Parroquia de Santiago a las 20.45 horas en primera convocatoria y media hora más tarde en segunda, siguiendo el orden del día siguiente:

1-. Informe a los hermanos sobre la posible participación del Santísimo Cristo de las Almas en el proyecto del nuevo Sábado Santo para la Semana Santa de Jerez, que ejecuta actualmente la Unión de Hermandades.

2-. Votación al respecto, para solicitar al Cabildo que se autorice al Consejo Directivo de la Unión de Hermandades contar con la presencia del Santísimo Cristo de las Almas en el proyecto definitivo que será presentado al Sr. Obispo de Asidonia-Jerez para su posterior estudio.

De igual forma, se ha enviado a los hermanos una carta de manera paralela a la citación, con las explicaciones oportunas que Andrés Cañadas Salguero, Hermano Mayor de la corporación, estima ofrecer a los hermanos para que conozcan los motivos de la citación y que reproducimos íntegramente a continuación:

Queridos hermanos en Cristo, Paz y bien.Como hermano mayor de nuestra Hermandad Sacramental, os envío estas líneas de forma paralela a la convocatoria de Cabildo Extraordinario prevista para el próximo día 15 de diciembre, a fin de ofreceros a todos las explicaciones que considero necesario conozcáis, ante este citado llamamiento general.Las cofradías somos parte fundamental de la Iglesia, administradoras del enorme caudal que supone en estos tiempos la piedad popular, expresada a través de nuestras manifestaciones de culto tanto interno como externo.

Al mismo tiempo somos responsables del mantenimiento de una historia tanto devocional como artística y patrimonial, que en muchos casos hunde sus raíces en la Edad Media y sus siglos inmediatamente posteriores, siendo en este sentido nuestra corporación, aún sin datos específicos -perdidos en el pasado- una de las más antiguas de cuantas existen en Jerez de la Frontera.

Esto nos hace dueños de un pasado esplendoroso, pero al mismo tiempo esclavos de un presente preocupante, en el que la radicalización de comportamientos hacia nuestra Santa Madre Iglesia, la reinante aconfesionalidad de la sociedad y la progresiva secularización de todos los estamentos que nos rodean, conducen hacia una situación de desarraigo y pérdida de valores, absolutamente importante.No os digo nada nuevo si os aseguro la extrema dificultad que supone para una junta de gobierno, hacer llamamientos a los hermanos que fructifiquen en una respuesta masiva de los mismos.

Antes bien, la tónica general de las hermandades, y la nuestra no es una excepción, es la de conocer cultos medio vacíos, cabildos con el quórum al límite, e incluso procesiones con muchas más ausencias de las deseadas.¿Por qué estas situaciones? ¿Qué nos está pasando a los cofrades? ¿Qué motiva el poco atractivo que en muchos casos las hermandades generan entre sus propios hermanos? Ante estas preguntas incontestadas que no son sino reflejo de una realidad incuestionable, la búsqueda de respuestas nos puede conducir a lo que los papas nos han dicho en las últimas décadas. San Juan Pablo II nos empujó sin ir más lejos a confesar sin miedo nuestra Fe, cuando lanzó su inolvidable mensaje desde el balcón de la Ermita del Rocío en 1993 y el papa Francisco nos pidió a todos los hijos de la Iglesia en 2013, que “formáramos lío” y que saliésemos a la calle a difundir el mensaje de Cristo. En definitiva, ambos pontífices nos pidieron que no nos acomodáramos. Que fuésemos hijos de nuestro tiempo y que supiésemos adaptarnos a la realidad que nos toca vivir.Por eso esta convocatoria que ahora os proponemos a través de esta citación a Cabildo Extraordinario, para abordar una delicada cuestión que nos llega directamente desde nuestra Iglesia Local Diocesana mediante la Unión de Hermandades, organismo que a primeros de noviembre nos cursó invitación para plantearnos nuestra participación en los desfiles procesionales de una hipotética y futura jornada de Sábado Santo en Jerez, con la imagen de nuestro crucificado de las Almas.Se trata sin duda de una solicitud inesperada, ya que nuestra corporación nunca ha pertenecido a la nómina de cofradías penitenciales de la ciudad, pero se trata al mismo tiempo de un planteamiento que nos realiza nuestro prelado, por lo que en la junta de gobierno que presido entendemos que supone una cuestión de calado trascendental para el presente y sobre todo para el futuro de la ‘Sacramental’, que debe ser abordado de manera libre y soberana por toda la hermandad -y no solo por los miembros de la junta- mediante esta cita capitular.

Obviamente, no puedo ocultaros la intranquilidad vivida por este motivo en las últimas semanas, máxime cuando conocéis perfectamente el inusitado interés existente en buena parte de la ciudad por conocer noticias acerca de una jornada procesional que en Jerez se perdió hace cuarenta años, cuando tanto la sociedad como la Iglesia local y por supuesto las cofradías, distaban mucho de la realidad actual.

Nuestro obispo ha llegado a la Diócesis de Asidonia ofreciéndonos a los fieles un nuevo tiempo, nuevas formas, e igualmente un sendero pastoral que se abría con la apertura a la participación colectiva de la fase diocesana previa al ‘Sínodo de los Obispos’ que tendrá lugar en Roma a partir del año próximo, algo hasta ahora nunca antes abordado de esta forma por la Iglesia Católica.

Por ello, e independientemente del resultado final que arroje nuestro Cabildo, conocer que contamos con la confianza de nuestro pastor para una propuesta semejante, sin duda debe llenarnos de orgullo y de alegría.Sabemos de las dudas que genera entre algunos hermanos el hecho de no ser la nuestra una corporación penitencial, pero a este particular debo añadiros que nuestra Hermandad Sacramental cuenta entre sus Titulares con una imagen de este corte como es la imagen del Santísimo Cristo de las Almas, imagen incorporada efectivamente al título de la cofradía hace cinco años tras acuerdo del Cabildo General a propuesta de la junta de gobierno, que abordó tal decisión al ser nuestra confraternidad la responsable de darle culto en nuestra Capilla Sacramental del templo parroquial de Santiago.En este mismo sentido, la nuestra es una corporación que cuenta en su título oficial -aunque erróneamente pensemos que somos una ‘sacramental pura’- con cuatro caracteres diferentes: Sacramental, Penitencial, de Gloria y de Ánimas.

Una riqueza que sólo nosotros poseemos en Jerez, lo que debiera convertirse para todos los hermanos en motivo de orgullo y no de preocupación, al tiempo que nos confiere una hermosísima responsabilidad tanto espiritual como catequética en todas nuestras manifestaciones de culto tanto interno como externo.El futuro llama a nuestra puerta. Eso es incuestionable. Un futuro que sólo está en manos del Señor, porque sólo Él sabe por qué caminos deberá discurrir nuestra existencia y obviamente, cuántos de nosotros quedaremos cuando la ley natural nos haga viajar más tarde o más temprano, a la Casa del Padre.

Por ello, ahora nos toca a nosotros decidir qué recorrido deberá tener nuestra hermandad en las próximas décadas, lo que depositamos en el sosegado análisis que como hermano mayor os propongo, para que con la ayuda del Espíritu Santo, sepamos tomar entre todas la mejor decisión posible.Os emplazo en conciencia en estos días a que hagáis una profunda reflexión sobre lo que os acabo de contar, y a que acudáis todos al Cabildo General tras haber puesto vuestras oraciones en manos de Cristo Sacramentado. Él será siempre la mejor respuesta.Igualmente os invito a que no toméis esta convocatoria como una más y a que no penséis en vuestra hermandad como un ser detenido en el tiempo, sino más bien a que la veáis como una realidad que siempre desea estar al servicio de nuestra Iglesia, donde no tengan cabida las acechanzas del demonio ni injerencias externas de ningún tipo. No tengáis miedo a pensar y por supuesto a decidir. La ‘Sacramental’ será lo que quieran sus hermanos, como siempre ha sido, como siempre deberá ser, en la absoluta certeza de que nosotros pasaremos, y Ella siempre quedará, abrazada a lo que los siglos le demanden.

Con la ayuda de Dios, nunca dejaremos de ser la hermandad que somos. No cambiamos nuestra esencia cuando decidimos abrir nuestras puertas en nuestra anual convocatoria del triduo de Ánimas, ni tampoco lo hicimos al incorporar a nuestro calendario cultual la salida anual en Vía Crucis por el barrio de Santiago del Santísimo Cristo de las Almas, en una cita eminentemente penitencial. Quedad tranquilos, que si la decisión final del Cabildo nos conduce al Sábado Santo, seguiremos siendo la misma entidad que actualmente somos.Os reitero mi esperanza de veros en el Cabildo General Extraordinario.Un fuerte abrazo a todos, de parte de vuestro hermano mayor.

¡Alabado sea Jesús Sacramentado!

Andrés Cañadas Salguero.

Hermano mayor.

El Pertiguero

El Pertiguero

Dirección de El Pertiguero.net

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: