Adrián Zurera de la Peña.- Me quedo con las palabras del Presidente de la Unión de Hermandades en nuestro programa Semana Mayor de esta semana pasada “si en Sevilla se puede, ¿en Jerez por qué no?”. Esa es la pregunta que pocos responden o ni si quiera se plantean, ya que “está de moda” actos extraordinarios o cavilar sobre las bandas y como suenan.

Nos guste o no, Sevilla es un referente. Ahora sí, se ha de tomar como modelo en ciertos momentos, puesto que no goza de la perfección -aunque muchos “sevillanitos-jerezanos” así lo crean-.

Contamos con un dilema: nuestra Carrera Oficial y las innumerables incorporaciones a corto plazo, siendo un mínimo de seis hermandades en los tres próximos años. Suenan los rumores de una Carrera o Itinerario Oficial para las corporaciones del Sábado de Pasión, idea promovida por el propio obispado.

Ahora me pregunto, ¿no es más sensato añadir el anhelado Sábado Santo o terminar de asentar el Domingo de Resurrección? Me temo que no, ya que esta idea proviene de la misma Diócesis que intentó “controlar” las procesiones extraordinarias y ahora las pide.

Comments

comments