Exportando arte hacía Sevilla

Sevilla, esa bella ciudad donde los cofrades -o la gran mayoría de ellos- tenemos marcada de manera tangente como nuestra referencia a la hora de recabar material ornamental para nuestras corporaciones.

Han sido muchos los elementos actualmente conocidos, que anteriormente han tenido una vida anterior sobre los lechos sobrios de las corporaciones hispalenses, algunas incluso arrepentidas de haberse deshecho de los mismos. Ejemplos claros como paso del Señor de la Sagrada Cena -que perteneció a la Hermandad del Cachorro-, el de la Hermandad de Santa Marta -que perteneció a la de San Benito- o el palio del Desconsuelo y el de la Piedad -pertenecientes a la Amargura y O respectivamente- se convierten en carta indefinida del patrimonio que nos llegó desde la ciudad de la Giralda.

Los artistas hispalenses fueron puntales con el que se sostenían los grandes pesos cofrades, que en cierto modo implantaban los matices con los que a día de hoy se pueden disfrutar.

Pero la globalización de la Semana Santa, hace que muchas de estas ideas decaigan y el abanico se parta hacía proyectos que no se asienten en el rango hispalense, abriendo la posibilidad hacía la llegada del arte con firmas desde otros puntos de nuestro país.

Así lo ha creído conveniente la sevillana Hermandad de la Sagrada Cena, corporación que ha ofrecido rienda suelta a todos aquellos interesados en proponer una nueva idea en forma de paso de misterio, que acoja al impactante misterio que gubiara Ortega Bru para la impactante talla de Sebastián Santos. Por ello se han recibido un total de 27 proyectos de lo más inverosímiles, cada uno de con una idea distinta.

Entre los mismos, destaca un trabajo que no deja de ser especial por lo que significa para su autor David Medina Soto, ya que este roteño aficando en Jerez se encuentra muy ilusionado con la posibilidad de que la corporación de Los Terceros pueda acoger con agrado su concepción para el primer paso de la cofradía. Este escultor que ha bebido de la gubia concebida por su maestro en estas lindes -el jerezano Antonio Venegas- ha decidido dar el paso al frente y exponer su perspectiva de lo que podrían ser unas andas que surcaran la bella Híspalis cada tarde del Domingo de Ramos.

Aunque actualmente no se puede visualizar el boceto que ha realizad -la corporación realizará una criba- si podemos conocer ciertos aspectos y matices que se han marcado en un dibujo que mezcla el estilo barroco con aspectos innovadores y que bebe directamente tanto del estilo del paso de palio de la Virgen del Subterráneo como del paso del Señor de Humildad y Paciencia, formando un conjunto elegante y encajando perfectamente con la propia iconografía.

Debemos recordar que David Medina, se encuentra trabajando actualmente en el paso de la Hermandad de Loreto bajo boceto de Francisco Javier Sánchez de los Reyes. Además de su taller también saldrán los pasos del Señor de la Misión -corporación a la que también le ha realizado el estandarte sacramental y la cruz de guía- y del Cristo de la Sed. También de sus manos ha salido la original idea del paso del Señor de Humildad y Paciencia.

Toda la suerte del mundo pues, puesto que todo lo que sea exportar hacía Sevilla producto de Jerez, además de reconocer la labor de los artistas locales, significa llevar nuestro producto por bandera.

Comments

comments

Dirección de El Pertiguero.net

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: