cabecerawebnueva

Los cofrades también vuelven a la Feria

En puertas de una nueva Feria del Caballo y con la pandemia echada a un lado, debemos recordar que una de las grandes fuentes de ingresos de las corporaciones jerezanas, se hacen en el albero -renovado en este 2022- de la Feria del Caballo. Entre raciones de adobo, chocos, tortillas, pimientos y el codiciado serranito, son muchos los cofrades que se afanan en echar una mano para continuar los proyectos que se culminarán allá cuando volvamos a disfrutar de los azahares.

Debemos recordar que no todos los colectivos se ajustan los mandiles para trabajar codo con codo en el González Hontoria, ya que hay un porcentaje bastante alto que alquilan sus ubicaciones para que los profesionales del sector hostelero, se enfunden el maravilloso delantal para ofrecer a los hermanos un rato de convivencia en torno al buen vino de Jerez.

Lejos de querer hacer una diferencia y señalar a unas mas que otras, si queremos con este reportaje elaborar una guía donde se podrán visitar aquellas casetas donde detrás de la barra, habrá alguien que nos entienda en cofrade.

HERMANDAD DEL PERDÓN
Uno de los clásicos en la Feria del Caballo. Los cofrades de la Ermita de Guía se han hecho un hueco durante los últimos años y para muchos, es imprescindible pasar a degustar los magníficos ágapes que ofrecen a un buen precio, donde destaca el «pescaito frito», las famosas «croquetas de la abuela», el «San Kuki», el «Pastoreño» y un plato nuevo que en este 2022 nos presentan bajo la denominación de «Gestas» y que tendremos que descubrir que lleva «in situ».
La caseta de la Hermandad del Perdón -bajo la denominación «Usted Perdone»- se encuentra ubicada en la calle «Moraito» en el número 115.

Montaje de la caseta de la Hermandad del Perdón

HERMANDAD DE PASIÓN
El otro colectivo del Domingo de Ramos que encontramos con caseta trabajada por sus propios hermanos, es la cofradía mas joven del día. La Hermandad de Pasión también se ha hecho un hueco dentro de la Feria del Caballo, con una cocina bastante cuidada y con unos «menús» para reuniones que cuenta con precios muy ajustados a lo que se nos puede presentar en esta esperada cita. Aparte de las tradicionales viandas que se posan sobre las mesas de madera de las casetas, los cofrades de la Playa del Rompidillo nos proponen algunas «delicatessen» como la cola de toro deshilachada, el «Rompidillo», las «croquetas de carrillada» o el «solomillo de cerdo relleno de espinacas, piñones y champiñones con salsa de queso.» Además, este año cambian su ubicación habitual, trasladándose hasta el número 159 situado en la esquina entre calle «La Macanita» y el Paseo de las Palmeras, muy cerca de la zona de los cacharritos.

HERMANDAD DE LA PAZ DE FÁTIMA
En el mismo Paseo de las Palmeras y casi frente a la Hermandad de Pasión con el número 169, nos encontramos a la Hermandad de la Paz de Fátima, otra que se ha hecho un hueco en el González Hontoria. Bajo al denominación «Caseta 13 de mayo» -que para los que no lo sepan, es el día en el que se celebra a la Virgen de Fátima-, los cofrades de la Constancia ponen todo su tesón y arte en ofrecer un buen servicio en un ambiente de hermandad. Dentro de la gran variedad que encontramos en la carta de la corporación del Lunes Santo, debemos destacar los «Taquitos de Adobo de la Bahía», los «Corazones de Alcachofa al estilo marinero» o el «Estofado de Carrillá Ibérica sobre lecho de patatas panaderas».

HERMANDAD DE BONDAD Y MISERICORDIA
Otra de las Hermandades que se pone el terno hostelero para trabajar la feria, es la de Bondad y Misericordia que como le pasa a todas las nuevas, se ve casi obligada a fundir el trabajo de siete días en lo que será una base para los proyectos de cara a próximos años. En la carta que podemos descubrir en la ubicación de estos cofrades, destacan los guisos caseros del día, la carne ibérica o el «Bondadoso» que no es otra cosa que el tradicional serranito, además del «Toneleros»: un montadito con filete de lomo, jamón, pimiento y salmorejo.
La caseta de la Hermandad de Bondad y Misericordia se encuentra ubicada en la calle Manuel Torre, concretamente en el número 77.

HERMANDAD DE LA SALVACIÓN
La gente de las Torres también se pone el equipo para trabajar la Feria del Caballo. Ubicada en el número 171 del Paseo de las Palmeras -pegada a los «cacharritos»- encontraremos platos como el «Anás» -lomo con salsa a la pimienta-, «Pilatos» -lomo, salmorejo y jamón- y el «Escriba»-lomo, mojo picón y queso-. Además también lucen muchos en los platos de los cofrades de Salvación la tortilla de patatas, las lagrimitas de pollo o las croquetas de cola de toro.

HERMANDAD DE LA CLEMENCIA
Un clásico por derecho propio.
La Hermandad de la Clemencia ha sido, fue y será referente a la hora de trabajar la feria en modo hermandad, por la colaboración íntegra de muchos hermanos inmersos en los proyectos de la cofradía. De los anetos y las croquetas que allí se servían, han salido las bambalinas que cobijan a María Santísima de Salud y Esperanza en la tarde del Martes Santo, por ponerles un ejemplo. Con una carta renovada pero sin perder la esencia, la gente de San Benito han sabido adaptarse a los tiempos y a los platos que encontramos en su carta -donde no falta el aneto con salsa castellana o el «zambombazo»-, se les ha unido algún que otro sofisticado manjar, como por ejemplo los «garbanzos con cola de toro» o el «atún a la barbateña». La caseta de la Hermandad de la Clemencia está ubicada en la esquina entre calle «Moraíto» y «Chocolate», en el número 111.

La caseta de la Hermandad de la Clemencia en años anteriores

HERMANDAD DE LA SALUD DE SAN RAFAEL
La Hermandad de la Salud de San Rafael también pisa el real, con el esfuerzo sostenido de sus propios hermanos. Bajo la denominación de «A tu Salud», el colectivo ofrece un amplio surtido donde destacan sus precios asequibles a todos los bolsillos, destacando entre sus platos un clásico como la «tortilla de patatas», las «pavías de merluza» o los «guisos del día». Se encuentra ubicada en el número 120 del González Hontoria, en la calle «José Mercé» frente al Templete Municipal.

HERMANDAD DEL SOBERANO PODER
La Hermandad que mas cerca pasa del Real -este año junto a la Entrega-, tampoco podía faltar en el mismo. Ubicada en el número 177 entre el Paseo de las Palmeras y la calle «La Macanita» es un auténtico clásico ver el incesante trabajar de los hermanos del Soberano Poder, donde destaca su familiaridad y buen ambiente. Entre sus especialidades están las «croquetas de la abuela» , el «revuelto campero» o el surtido de «pescaito frito».

HERMANDAD DEL CONSUELO-RESUCITADO
La Hermandad del Consuelo y la del Resucitado han unido fuerzas al igual que hicieron la pasada Navidad con sus zambombas. Cada una con sus proyectos, pero trabajando bajo el mismo techo es una apuesta mas que interesante para sobrevivir ante la economía de guerra que sufren las tesorerías. Ubicada en el número 103 de la calle Manuel Torre, podremos encontrar un buen ambiente e inigualables platos entre los que destacan el «revuelto ibérico» o el «solomillo al PX», entre otros.

HERMANDAD DE LA REDENCIÓN
Muy cerca de la anterior, en el número 106, encontramos la caseta de la Hermandad de la Redención «La Bofetá», otra de las clásicas que pisan el recinto donde mas vino fino se bebe en menos horas. En un ambiente donde se citan todos los movimientos salesianos de la ciudad, destaca por una cocina clásica y a unos precios muy asequibles a nivel general: tanto en comida como en bebida.
De su amplia carta cabe hacer reseña al «tortillón salesiano», el «escándalo» -un frito variado para ponerse «morado»-, o los «huevos a la Redención».

HERMANDAD DE LA MISIÓN
Los cofrades de Picadueñas se hacen presente también en el Real. Ubicados en el número 166 del Paseo de las Palmeras, la Hermandad de la Misión ofrece ambiente familiar estrenando por cierto, el lugar donde se encuentra ubicada la propia caseta. Entre sus platos destacan la «tortilla 100 por 100 casera», las «Lagrimitas de Silencio», las «papas arrieras» o los «mini flamenquines con salmorejo». Además cuentan con unos precios mas que asequibles, lo que junto a la calidad que atesoran en sus viandas, convierte esta caseta en uno de los sitios de peregrinaje durante la feria.

HERMANDAD DE LAS VIÑAS
Justo al lado de la anterior -en la 167- se encuentra ubicada la Caseta de la Hermandad de las Viñas, otro clásico de la Feria del Caballo. Y es que como hemos dicho antes, cuando los proyectos deben de ir acompañados de un gran impulso económico, todo esfuerzo es poco y aquí es cuando se ve el verdadero trabajo de las hermandades en pro de su futuro. Entre las grandes viandas que nos ofrecen los cofrades de la Exaltación, se encuentran el «Titanic» -un surtido con tortilla, adobo, chocos, pimientos fritos y tortillas de camarones- o el «Trabajadera» -un flamenquín XXL con patatas y pimientos- además del «revuelto al serrucho» -con jamón y chorizo ibérico- además de los mini-anetos o el «mini-antojo».

HERMANDAD DE LA ENTREGA
La Hermandad de la Entrega de Guadalcacín, también pisa el arenal del González Hontoria en una ubicación que de igual manera trabajan los hermanos y que se encuentra en el número 134 de la calle José Mercé. Además del inigualable trato de los cofrades guadalqueños, podremos encontrar unos precios muy ajustados y una carta clásica en la que no falta el «pescaito frito», los «medallones de solomillo al PX» o el «calamar relleno con patatas».

Y por si no se les ha hecho la boca agua leyendo este artículo cofrade gastronómico y ferial, les recordamos también las ubicaciones de las casetas cofrades que no están trabajadas por los hermanos, pero que si suponen un encuentro para tomarse un buen copazo en el entorno cofradiero y amistoso de la Feria del Caballo.

8: Nazarenos (Hermandad del Nazareno)
16: La Borriquita
21: Las Angustias
27: Del Amor (Hermandad del Amor)
29: Entre Olivos (Hermandad de la Oración en el Huerto)
31: Judios de San Mateo
35: La Soledad
42: La Candelaria
43: La Yedra
44: Hermandad del Transporte
45: Hermandad del Cristo
49: Cristo de la Viga
65: Hermandad del Rocío
73: La Vera Cruz
81: La Amargura
119: La Lanzada
168: Prendimiento

Alejandro Fernández Álvarez

Alejandro Fernández Álvarez

Coordinador y fundador de "El Pertiguero" De la Borriquita, Clemencia y Sed. Montañeses y Auxiliadora de Monte Alto. Asesor Musical de HH.yCC.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: